Instituto de Cultura Oriental

Tai Chi


El objetivo fundamental del Tai Chi es lograr equilibrio y armonía en el ser humano, tanto consciente como inconsciente.

 

Para alcanzar este equilibrio la práctica se basa en la teoría del Yin y el Yang, el principio negativo y el positivo. Estos conceptos dirigen la práctica del Tai Chi, y también la propia vida.

 

Al practicar Tai Chi, el beneficio no se percibe sólo durante la práctica sino que también en el quehacer diario, en las relaciones interpersonales; se manifiesta una mayor relajación y equilibrio. Debido a que la práctica del Tai Chi desarrolla armonía y unión con la naturaleza, afecta nuestra vida entera.

 

Las investigaciones médicas de la OMS han demostrado que hoy en día cerca del 80% de las enfermedades son de origen psicosomático. Esto permite comprender el efecto terapéutico del Tai Chi, debido a que desarrolla la armonía mente-cuerpo y tranquiliza el sistema nervioso. Esta acción es especialmente preventiva, pero también curativa, como efecto secundario.

 

El Instituto de Cultura Oriental sigue la tradición de Tai Chi legada por su fundador Jian Hua Wang (Kin).

 

** Los comprobados beneficios de la práctica del Tai Chi hacen que sea recomendable para todas las edades, incluyendo a Adultos Mayores, grupo en que se han investigado ampliamente sus efectos en la salud integral: acondicionamiento físico, disminución del riesgo de caídas (mejoría del equilibrio y flexibilidad), mejoría sintomática del mal de Parkinson, mejoría anímica (serenidad y mayor claridad mental), etc. El Instituto ofrece un curso especial dirigido a Adultos Mayores (ver horarios aquí).